JUICIOS DE FAMILIA

Nuestra área del case study writing help derecho de familia cuenta con un equipo de profesionales integrado no solo por abogados, sino además por psicólogos, ingenieros, asistente sociales y mediadores de familia, ubicados en el centro de Valparaíso y con oficina en Santiago, cubriendo toda la Quinta y Región Metropolitana, sin perjuicio de la paper writer red de abogados asociados en todo el país.

Solicita Reunión sin Costos




En nuestros profesionales usted encontrará un apoyo integral.

Nuestros profesionales brindaran una atención integral en todos los juicios de divorcio, pensión de alimentos, régimen comunicacional (visitas), cuidado personal, medidas de protección por violencia intrafamiliar, autorización de salida del país, entre otras gestiones judiciales ante los Tribunales de Familia.

 

En nuestros profesionales usted encontrará un apoyo integral, quienes adoptarán especial atención en informar de sus derechos correctamente y determinar en conjunto la mejor alternativa para solucionar sus conflictos o gestiones judiciales de su familia.

NUESTROS SERVICIOS

Divorcio mutuo acuerdo

No es una demanda propiamente tal, sino una solicitud de ambos cónyuges que pueden pedir al Tribunal de Familia se decrete de común acuerdo el divorcio. Para ello debe haber transcurrido al menos un año desde el término de la vida en pareja, lo que debe ser acreditado en el juicio. Si el matrimonio se celebró después de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Matrimonio Civil (17 de septiembre de 2004)  el cese de la convivencia deberá acreditarse con las limitaciones señaladas en la citada ley, las que no rigen para los matrimonios celebrados con anterioridad a ella. Las partes deberán acompañar a su demanda un acuerdo que regule sus relaciones mutuas y respecto de sus hijos y bienes.

Divorcio unilateral

Es una demanda  donde  sólo uno de los cónyuges puede solicitar el divorcio, sin el acuerdo del otro. Para ello deben haber transcurrido al menos tres años desde el cese de la convivencia en pareja, lo que debe ser acreditado en el juicio. Si el matrimonio se celebró después de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Matrimonio Civil, el cese de la convivencia deberá acreditarse con las limitaciones señaladas en la citada ley, las que no rigen para los matrimonios celebrados con anterioridad a ella. Lo relativo a las relaciones mutuas de los cónyuges, a sus hijos y bienes, será regulado en el juicio. En estos casos el juez puede negar el divorcio si el cónyuge que lo pide incumplió su obligación de alimentos, durante le cese de la convivencia.

Divorcio culposo

Se puede demandar  por un divorcio culposo cuando existan conductas que infrinjan gravemente los deberes y obligaciones propias del matrimonio, o los deberes y obligaciones que se tienen respecto de los hijos, que tornen intolerable la vida en común. Por ejemplo:  Matrato fisico o psicológico grave, contra el cónyuge o los hijos,  atentado contra la vida del cónyuge o los hijos, incumplimiento grave y reiterado de los deberes de convivencia, socorro y fidelidad, Alcoholismo o drogadicción que impida gravemente una convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos, conducta homosexual de uno de los cónyuge.  Tratándose de estas causales, el divorcio lo puede solicitar el cónyuge afectado sin necesidad de esperar plazo alguno.

Divorcio cónyuge ausente o en el extranjero

Existen procedimientos especiales que se analizaran caso a caso en el evento que alguno de los cónyuges se encuentre en el extranjero, con o sin domicilio conocido o simplemente usted no tiene conocimiento de su actual domicilio. También si existe una sentencia de divorcio extranjera, dependiendo del país que la dictó, podemos homologar ese divorcio en nuestro pais.  Recomendamos comunciarse con nuestro equipo con el objeto de decidir en conjunto la alternativa mas rápida y factible en los casos que se encuentre en alguna situacion similiar con cónyuge en el extranjero o ausente.

Separación Judicial

La separación judicial puede definirse como aquella separación que procede por sentencia judicial firme, dictada por el juez de familia a petición uno de los cónyuges, o de ambos, y que produce la suspensión de los deberes conyugales de vivir en un hogar común, fidelidad y cohabitación, creando para ambos cónyuges un nuevo estado civil, el de separados. La separación judicial es otra de las opciones que la Ley de Matrimonio Civil entrega a los cónyuges que atraviesan por una crisis, para que pongan remedio a ésta. La separación judicial produce mayores efectos que la separación de hecho, lo que se manifiesta, entre otras cosas, por la existencia de un nuevo estado civil. Las causales que habilitan para la declaración de separación judicial son las siguientes:

  1. a) Infracción grave de los deberes y obligaciones que impone el matrimonio o de los deberes de los padres con los hijos, que torne intolerable la vida en común,
  2. b) Cese de la convivencia
  3. c) Separación judicial por mutuo acuerdo de los cónyuges,

Los cónyuges de común acuerdo, sin necesidad de que concurra causal alguna, pueden también solicitar la separación judicial.
El inciso segundo del artículo 27 de la Ley de matrimonio civil, dispone que en este caso los cónyuges deberán acompañar un acuerdo que regule de forma completa y suficiente sus relaciones mutuas y con respecto a sus hijos.
Este acuerdo fue mencionado al momento de tratar el tema de la separación de hecho. El acuerdo será completo si “regula todas y cada una de las materias incluidas en el artículo 21” y suficiente si “resguarda el interés superior de los hijos, procura aminorar el menoscabo económico que pudo causar la ruptura y establece relaciones equitativas, hacia el futuro, entre los cónyuges cuya separación se solicita”.

Otros procedimientos

Además de las causas que detallamos nuestro equipo y red de abogados asociados lo atenderán en varios procedimientos especiales que son de competencia de los Tribunales de Familia, como por ejemplo adopciones, violencia intrafamiliar, autorización para enajenar bienes raíces de menores de edad, entre otras.

 

Ofrecemos alternativas de pago con o sin documentos, siempre considerando la situación económica y capacidad de pago de nuestros clientes, es de nuestro especial interés que el pago de honorarios no sea un límite para ejercer sus derechos, por lo tanto, usted tiene toda libertad de proponer un convenio de pago.

Juicios de Alimentos

Es la obligación de dar alimentos, tratándose de niños, niñas y adolescentes, incluye además, enseñanza básica, media y el aprendizaje de alguna profesión u oficio.

Los hijos(as) hasta que cumplan 21 años salvo que estén estudiando una profesión u oficio, caso en el cual cesarán a los 28 años o que les afecte una incapacidad física o mental que los inhabilite para subsistir por sí mismos.

Ambos padres en proporción a sus capacidades económicas.

Las adolescentes embarazadas también tienen derecho a demandar pensión de alimentos por el hijo(a) que está por nacer, sin necesidad de contar con un representante legal.

Existe una etapa previa a la demanda en tribunales que es la mediación, siendo una instancia obligatoria en materia de alimentos, previa a la posibilidad de la judicialización. Las partes pueden concurrir directamente a un mediador privado o a los centros licitados. En aquellos casos donde la mediación no logra acuerdos o una de las partes no concurre a la citación del mediador, se entrega un certificado de mediación frustrada, el que habilita para demandar los alimentos por medio de la presentación escrita patrocinada por abogado ante el juzgado de familia competente.

Conjuntamente con la presentación de la demanda, siempre solicitamos alimentos provisorios, por lo que el juez tiene la obligación de fijar el monto de dinero que el demandado deberá pagar para los hijos menores de edad mientras se tramita el juicio de alimentos y hasta que se dicte sentencia definitiva. Esto se conoce como alimentos provisorios.

En los casos que no se pague los alimentos en tiempo y forma,  el juez puede:

  • Suspender su licencia de conducir hasta por seis meses.
  • Retener su devolución a la renta.
  • Castigar a quien colabore en el ocultamiento del demandado con el fin de impedir su notificación o el cumplimiento de sus obligaciones parentales, con la pena de reclusión nocturna hasta por 15 días.
  • Ordenar arresto nocturno (22:00-06:00 hrs.) hasta por 15 días. Si cumplido el arresto, el demandado deja de pagar la pensión correspondiente al mes siguiente, el juez puede repetir esta medida hasta obtener el pago total de la pensión de alimentos adeudada.
  • Ordenar arresto completo hasta por 15 días, si no cumple el arresto nocturno decretado o no paga la pensión de alimentos después de dos períodos de arresto nocturno. En caso que se den nuevos incumplimientos, el juez podrá ampliar el arresto hasta por 30 días. Tanto en el caso del arresto nocturno como en el arresto completo, si el demandado no es encontrado en el domicilio que se señala en el expediente, el juez deberá adoptar todas las medidas necesarias para que el arresto se cumpla.
  • Oficiar al empleador del demandado (si es trabajador dependiente) a que deposite el dinero correspondiente a la pensión y se haga efectiva la multa que la ley establece como sanción para el empleador.
  • Ordenar su arraigo o prohibición para salir fuera del país hasta que se efectúe el pago de lo adeudado. También se puede solicitar el arraigo al tribunal cuando existan motivos fundados para estimar que se ausentará del país y no dejará garantía para el pago de la pensión regulada o aprobada por el tribunal.
  • Solicitar el pago solidario de su conviviente.
  • Solicitar que se constituyan garantías sobre los bienes de su propiedad, de manera de asegurar el pago de la pensión. Por ejemplo: si el demandado es dueño de una casa, se puede solicitar que la renta de arriendo de esa casa se impute a alimentos, o que se le prohíba venderla para asegurar el pago de las pensiones futuras.
  • Embargar y rematar los bienes del demandado, hasta el pago total de la pensión. Lo más frecuente es que se fije una suma de dinero a pagar mensualmente, mediante depósito en una cuenta bancaria especial a nombre del demandante. Si el demandado es trabajador dependiente con empleo fijo, el juez oficiará al empleador para que descuente la pensión de alimentos directamente de su sueldo y la deposite en una cuenta del Banco Estado determinada por el juez.
Declaración bien Familiar

Los bienes familiares tienen por objeto asegurar un lugar físico en el cual la familia pueda desarrollar sus actividades con normalidad. Para que el bien se encuentre en esta situación se requiere declaración judicial, tramitada ante el Tribunal de Familia competente. Tal declaración puede pedirla el cónyuge no propietario del bien, con citación del otro. Las Corporaciones de Asistencia Judicial pueden asumir la representación judicial en estos casos.

 

La calidad de bien familiar no altera el derecho de dominio, pero si restringe y limita las facultades de administración y disposición sobre el bien. Esto implica que no es posible disponer o gravar el bien familiar sin la autorización del cónyuge no propietario. Por otra parte, esta declaración judicial restringe la acción de los acreedores, ya que aún cuando el bien familiar igualmente es

embargable, los acreedores pueden ser obligados a ejecutar sus créditos en otros bienes del deudor primeramente.

Autorización salida del país de menores

Menores de 18 años, chilenos o extranjeros con residencia en Chile:  Si la tuición del menor no ha sido confiada por el juez a alguno de sus padres ni a un tercero, el menor no podrá salir sin la autorización de ambos padres, o de aquel que lo hubiere reconocido, en su caso.

 

Si el juez confió la tuición a uno de los padres o a un tercero, el hijo no puede salir del país sino con la autorización del padre, madre o tercero a quien se le hubiera otorgado la tuición. Si se ha confiado el cuidado personal del hijo al padre o la madre, el menor no podrá salir del país sino con la autorización del padre o madre que lo tenga a su cuidado.

 

Las autorizaciones, todas las cuales deben constar en original, se otorgan de la siguiente manera:

 

1.-Por escritura pública o por escritura privada. Dichos instrumentos pueden ser otorgados ante notario local, visado por la autoridad que establezca la legislación interna, legalizada por el Consulado chileno correspondiente y posteriormente por esta Secretaría de Estado. 

 

2.-Por escritura pública o por escritura privada otorgada en el Consulado de Chile y luego legalizada en esta Secretaría de Estado. 

 

En todo caso, la autorización debe constar en idioma español o debidamente traducida.  En el caso que el menor se encuentre en Chile y no se pudiere otorgar la autorización o no existiere motivo para negar la autorización por alguna de las personas que debe autorizar la salida del menor fuera del país, ésta podrá ser otorgada por el Tribunal de Familia correspondiente al domicilio que tenga el menor en Chile, quien puede autorizarlo, tomando en consideración los beneficios que le reportará, debiendo señalar la sentencia que acoge la solicitud el tiempo por el cual se concede la autorización.

Cuidado personal (juicios de visitas)

El cuidado personal de un hijo es lo que antes se conocía como “tuición”, y corresponde al cuidado personal de la crianza y educación de los hijos.

Si ambos padres están vivos, el cuidado personal de los hijos corresponde a los dos. Éste se basa en el principio de corresponsabilidad, según el cual, ambos padres, aunque vivan separados, participarán en forma activa, equitativa y permanente en la crianza y educación de sus hijos.

 

Si padre y madre viven separados podrán determinar de común acuerdo que el cuidado personal de los hijos corresponda al padre, a la madre o a ambos en forma compartida. Este acuerdo se debe establecer mediante una escritura pública o acta extendida ante cualquier oficial del Registro Civil y ser subinscrita al margen de la inscripción de nacimiento dentro del plazo legal. El acuerdo, establecerá la frecuencia y libertad con que el padre o madre que no tiene el cuidado personal mantendrá una relación directa y regular con los hijos y podrá revocarse o modificarse cumpliendo las mismas solemnidades.

 

Si no hay acuerdo, los hijos continuarán bajo el cuidado personal del padre o madre con quien estén conviviendo.

 

El juez de familia podrá atribuir el cuidado personal del hijo al otro de los padres, o radicarlo en uno solo de ellos si se ejerce de manera compartida, cuando las circunstancias lo requieran y el interés superior del niño lo haga conveniente. En ningún caso el juez podrá fundar exclusivamente su decisión en la capacidad económica de los padres.

 

Cuando el juez atribuya el cuidado personal del hijo a uno de los padres, deberá establecer, de oficio o a petición de parte, en la misma resolución, la frecuencia y libertad con que el otro padre o madre mantendrá una relación directa y regular con los hijos, considerando su interés superior.

 

En caso de inhabilidad física o moral de ambos padres, el juez puede  confiar el cuidado personal de los hijos a otra persona o personas competentes, velando por el interés superior del niño. Se privilegiará a los consanguíneos más próximos, en especial a los abuelos.

 

El padre que no tenga el cuidado personal de su hijo, igualmente tendrá  el derecho y el deber de mantener con él una relación directa y regular, la que se ejercerá con la frecuencia y libertad acordada directamente con quien lo tiene a su cuidado. Se entiende por relación directa y regular aquella que propende a mantener el vínculo, a través del contacto periódico y estable.

Divorcio mutuo acuerdo

No es una demanda propiamente tal, sino una solicitud de ambos cónyuges que pueden pedir al Tribunal de Familia se decrete de común acuerdo el divorcio. Para ello debe haber transcurrido al menos un año desde el término de la vida en pareja, lo que debe ser acreditado en el juicio. Si el matrimonio se celebró después de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Matrimonio Civil (17 de septiembre de 2004)  el cese de la convivencia deberá acreditarse con las limitaciones señaladas en la citada ley, las que no rigen para los matrimonios celebrados con anterioridad a ella. Las partes deberán acompañar a su demanda un acuerdo que regule sus relaciones mutuas y respecto de sus hijos y bienes.

Divorcio unilateral

Es una demanda  donde  sólo uno de los cónyuges puede solicitar el divorcio, sin el acuerdo del otro. Para ello deben haber transcurrido al menos tres años desde el cese de la convivencia en pareja, lo que debe ser acreditado en el juicio. Si el matrimonio se celebró después de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Matrimonio Civil, el cese de la convivencia deberá acreditarse con las limitaciones señaladas en la citada ley, las que no rigen para los matrimonios celebrados con anterioridad a ella. Lo relativo a las relaciones mutuas de los cónyuges, a sus hijos y bienes, será regulado en el juicio. En estos casos el juez puede negar el divorcio si el cónyuge que lo pide incumplió su obligación de alimentos, durante le cese de la convivencia.

Divorcio culposo

Se puede demandar  por un divorcio culposo cuando existan conductas que infrinjan gravemente los deberes y obligaciones propias del matrimonio, o los deberes y obligaciones que se tienen respecto de los hijos, que tornen intolerable la vida en común. Por ejemplo:  Matrato fisico o psicológico grave, contra el cónyuge o los hijos,  atentado contra la vida del cónyuge o los hijos, incumplimiento grave y reiterado de los deberes de convivencia, socorro y fidelidad, Alcoholismo o drogadicción que impida gravemente una convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos, conducta homosexual de uno de los cónyuge.  Tratándose de estas causales, el divorcio lo puede solicitar el cónyuge afectado sin necesidad de esperar plazo alguno.

Divorcio cónyuge ausente o en el extranjero

Existen procedimientos especiales que se analizaran caso a caso en el evento que alguno de los cónyuges se encuentre en el extranjero, con o sin domicilio conocido o simplemente usted no tiene conocimiento de su actual domicilio. También si existe una sentencia de divorcio extranjera, dependiendo del país que la dictó, podemos homologar ese divorcio en nuestro pais.  Recomendamos comunciarse con nuestro equipo con el objeto de decidir en conjunto la alternativa mas rápida y factible en los casos que se encuentre en alguna situacion similiar con cónyuge en el extranjero o ausente.

Separación Judicial

La separación judicial puede definirse como aquella separación que procede por sentencia judicial firme, dictada por el juez de familia a petición uno de los cónyuges, o de ambos, y que produce la suspensión de los deberes conyugales de vivir en un hogar común, fidelidad y cohabitación, creando para ambos cónyuges un nuevo estado civil, el de separados. La separación judicial es otra de las opciones que la Ley de Matrimonio Civil entrega a los cónyuges que atraviesan por una crisis, para que pongan remedio a ésta. La separación judicial produce mayores efectos que la separación de hecho, lo que se manifiesta, entre otras cosas, por la existencia de un nuevo estado civil. Las causales que habilitan para la declaración de separación judicial son las siguientes:

  1. a) Infracción grave de los deberes y obligaciones que impone el matrimonio o de los deberes de los padres con los hijos, que torne intolerable la vida en común,
  2. b) Cese de la convivencia
  3. c) Separación judicial por mutuo acuerdo de los cónyuges,

Los cónyuges de común acuerdo, sin necesidad de que concurra causal alguna, pueden también solicitar la separación judicial.
El inciso segundo del artículo 27 de la Ley de matrimonio civil, dispone que en este caso los cónyuges deberán acompañar un acuerdo que regule de forma completa y suficiente sus relaciones mutuas y con respecto a sus hijos.
Este acuerdo fue mencionado al momento de tratar el tema de la separación de hecho. El acuerdo será completo si “regula todas y cada una de las materias incluidas en el artículo 21” y suficiente si “resguarda el interés superior de los hijos, procura aminorar el menoscabo económico que pudo causar la ruptura y establece relaciones equitativas, hacia el futuro, entre los cónyuges cuya separación se solicita”.

Juicios de Alimentos

Es la obligación de dar alimentos, tratándose de niños, niñas y adolescentes, incluye además, enseñanza básica, media y el aprendizaje de alguna profesión u oficio.

Los hijos(as) hasta que cumplan 21 años salvo que estén estudiando una profesión u oficio, caso en el cual cesarán a los 28 años o que les afecte una incapacidad física o mental que los inhabilite para subsistir por sí mismos.

Ambos padres en proporción a sus capacidades económicas.

Las adolescentes embarazadas también tienen derecho a demandar pensión de alimentos por el hijo(a) que está por nacer, sin necesidad de contar con un representante legal.

Existe una etapa previa a la demanda en tribunales que es la mediación, siendo una instancia obligatoria en materia de alimentos, previa a la posibilidad de la judicialización. Las partes pueden concurrir directamente a un mediador privado o a los centros licitados. En aquellos casos donde la mediación no logra acuerdos o una de las partes no concurre a la citación del mediador, se entrega un certificado de mediación frustrada, el que habilita para demandar los alimentos por medio de la presentación escrita patrocinada por abogado ante el juzgado de familia competente.

Conjuntamente con la presentación de la demanda, siempre solicitamos alimentos provisorios, por lo que el juez tiene la obligación de fijar el monto de dinero que el demandado deberá pagar para los hijos menores de edad mientras se tramita el juicio de alimentos y hasta que se dicte sentencia definitiva. Esto se conoce como alimentos provisorios.

En los casos que no se pague los alimentos en tiempo y forma,  el juez puede:

  • Suspender su licencia de conducir hasta por seis meses.
  • Retener su devolución a la renta.
  • Castigar a quien colabore en el ocultamiento del demandado con el fin de impedir su notificación o el cumplimiento de sus obligaciones parentales, con la pena de reclusión nocturna hasta por 15 días.
  • Ordenar arresto nocturno (22:00-06:00 hrs.) hasta por 15 días. Si cumplido el arresto, el demandado deja de pagar la pensión correspondiente al mes siguiente, el juez puede repetir esta medida hasta obtener el pago total de la pensión de alimentos adeudada.
  • Ordenar arresto completo hasta por 15 días, si no cumple el arresto nocturno decretado o no paga la pensión de alimentos después de dos períodos de arresto nocturno. En caso que se den nuevos incumplimientos, el juez podrá ampliar el arresto hasta por 30 días. Tanto en el caso del arresto nocturno como en el arresto completo, si el demandado no es encontrado en el domicilio que se señala en el expediente, el juez deberá adoptar todas las medidas necesarias para que el arresto se cumpla.
  • Oficiar al empleador del demandado (si es trabajador dependiente) a que deposite el dinero correspondiente a la pensión y se haga efectiva la multa que la ley establece como sanción para el empleador.
  • Ordenar su arraigo o prohibición para salir fuera del país hasta que se efectúe el pago de lo adeudado. También se puede solicitar el arraigo al tribunal cuando existan motivos fundados para estimar que se ausentará del país y no dejará garantía para el pago de la pensión regulada o aprobada por el tribunal.
  • Solicitar el pago solidario de su conviviente.
  • Solicitar que se constituyan garantías sobre los bienes de su propiedad, de manera de asegurar el pago de la pensión. Por ejemplo: si el demandado es dueño de una casa, se puede solicitar que la renta de arriendo de esa casa se impute a alimentos, o que se le prohíba venderla para asegurar el pago de las pensiones futuras.
  • Embargar y rematar los bienes del demandado, hasta el pago total de la pensión. Lo más frecuente es que se fije una suma de dinero a pagar mensualmente, mediante depósito en una cuenta bancaria especial a nombre del demandante. Si el demandado es trabajador dependiente con empleo fijo, el juez oficiará al empleador para que descuente la pensión de alimentos directamente de su sueldo y la deposite en una cuenta del Banco Estado determinada por el juez.
Declaración bien Familiar

Los bienes familiares tienen por objeto asegurar un lugar físico en el cual la familia pueda desarrollar sus actividades con normalidad. Para que el bien se encuentre en esta situación se requiere declaración judicial, tramitada ante el Tribunal de Familia competente. Tal declaración puede pedirla el cónyuge no propietario del bien, con citación del otro. Las Corporaciones de Asistencia Judicial pueden asumir la representación judicial en estos casos.

 

La calidad de bien familiar no altera el derecho de dominio, pero si restringe y limita las facultades de administración y disposición sobre el bien. Esto implica que no es posible disponer o gravar el bien familiar sin la autorización del cónyuge no propietario. Por otra parte, esta declaración judicial restringe la acción de los acreedores, ya que aún cuando el bien familiar igualmente es

embargable, los acreedores pueden ser obligados a ejecutar sus créditos en otros bienes del deudor primeramente.

Autorización salida del país de menores

Menores de 18 años, chilenos o extranjeros con residencia en Chile:  Si la tuición del menor no ha sido confiada por el juez a alguno de sus padres ni a un tercero, el menor no podrá salir sin la autorización de ambos padres, o de aquel que lo hubiere reconocido, en su caso.

 

Si el juez confió la tuición a uno de los padres o a un tercero, el hijo no puede salir del país sino con la autorización del padre, madre o tercero a quien se le hubiera otorgado la tuición. Si se ha confiado el cuidado personal del hijo al padre o la madre, el menor no podrá salir del país sino con la autorización del padre o madre que lo tenga a su cuidado.

 

Las autorizaciones, todas las cuales deben constar en original, se otorgan de la siguiente manera:

 

1.-Por escritura pública o por escritura privada. Dichos instrumentos pueden ser otorgados ante notario local, visado por la autoridad que establezca la legislación interna, legalizada por el Consulado chileno correspondiente y posteriormente por esta Secretaría de Estado. 

 

2.-Por escritura pública o por escritura privada otorgada en el Consulado de Chile y luego legalizada en esta Secretaría de Estado. 

 

En todo caso, la autorización debe constar en idioma español o debidamente traducida.  En el caso que el menor se encuentre en Chile y no se pudiere otorgar la autorización o no existiere motivo para negar la autorización por alguna de las personas que debe autorizar la salida del menor fuera del país, ésta podrá ser otorgada por el Tribunal de Familia correspondiente al domicilio que tenga el menor en Chile, quien puede autorizarlo, tomando en consideración los beneficios que le reportará, debiendo señalar la sentencia que acoge la solicitud el tiempo por el cual se concede la autorización.

Cuidado personal (juicios de visitas)

El cuidado personal de un hijo es lo que antes se conocía como “tuición”, y corresponde al cuidado personal de la crianza y educación de los hijos.

Si ambos padres están vivos, el cuidado personal de los hijos corresponde a los dos. Éste se basa en el principio de corresponsabilidad, según el cual, ambos padres, aunque vivan separados, participarán en forma activa, equitativa y permanente en la crianza y educación de sus hijos.

 

Si padre y madre viven separados podrán determinar de común acuerdo que el cuidado personal de los hijos corresponda al padre, a la madre o a ambos en forma compartida. Este acuerdo se debe establecer mediante una escritura pública o acta extendida ante cualquier oficial del Registro Civil y ser subinscrita al margen de la inscripción de nacimiento dentro del plazo legal. El acuerdo, establecerá la frecuencia y libertad con que el padre o madre que no tiene el cuidado personal mantendrá una relación directa y regular con los hijos y podrá revocarse o modificarse cumpliendo las mismas solemnidades.

 

Si no hay acuerdo, los hijos continuarán bajo el cuidado personal del padre o madre con quien estén conviviendo.

 

El juez de familia podrá atribuir el cuidado personal del hijo al otro de los padres, o radicarlo en uno solo de ellos si se ejerce de manera compartida, cuando las circunstancias lo requieran y el interés superior del niño lo haga conveniente. En ningún caso el juez podrá fundar exclusivamente su decisión en la capacidad económica de los padres.

 

Cuando el juez atribuya el cuidado personal del hijo a uno de los padres, deberá establecer, de oficio o a petición de parte, en la misma resolución, la frecuencia y libertad con que el otro padre o madre mantendrá una relación directa y regular con los hijos, considerando su interés superior.

 

En caso de inhabilidad física o moral de ambos padres, el juez puede  confiar el cuidado personal de los hijos a otra persona o personas competentes, velando por el interés superior del niño. Se privilegiará a los consanguíneos más próximos, en especial a los abuelos.

 

El padre que no tenga el cuidado personal de su hijo, igualmente tendrá  el derecho y el deber de mantener con él una relación directa y regular, la que se ejercerá con la frecuencia y libertad acordada directamente con quien lo tiene a su cuidado. Se entiende por relación directa y regular aquella que propende a mantener el vínculo, a través del contacto periódico y estable.

Otros procedimientos

Además de las causas que detallamos nuestro equipo y red de abogados asociados lo atenderán en varios procedimientos especiales que son de competencia de los Tribunales de Familia, como por ejemplo adopciones, violencia intrafamiliar, autorización para enajenar bienes raíces de menores de edad, entre otras.

 

Ofrecemos alternativas de pago con o sin documentos, siempre considerando la situación económica y capacidad de pago de nuestros clientes, es de nuestro especial interés que el pago de honorarios no sea un límite para ejercer sus derechos, por lo tanto, usted tiene toda libertad de proponer un convenio de pago.

abogado de familia abogados de divorcio abogados para divorcio abogado divorcio mutuo acuerdo abogados de familia consulta abogado pension de alimentos consulta abogados abogados familia divorcio express consulta abogados abogados Divorcio divorcio mutuo acuerdo divorcio culposo tribunal familia demanda pension alimentos mediacion familiar abogado Divorcios pension alimenticia abogado familia pension alimentos derecho familia separacion bienes “Abogado Separacion de bienes” abogados casos familiares “abogado de divorcio” abogado de familia abogados de divorcio abogados para divorcio abogado divorcio mutuo acuerdo abogados de familia consulta abogado pension de alimentos consulta abogados abogados familia divorcio express consulta abogados

 Oficina : Almirante Señoret 151, oficina 50, Valparaiso